amperio

electricista 24 hour campfire

Blauz

Por ejemplo, si disponemos de horno, microondas, lavadora, lavavajillas, plancha, secador de pelo, etc, la suma de la potencia de todos ellos es muy elevada (más de 10 kW, diez mil vatios). Son los verdugos de nuestro pueblo y ya no utilizan tanques, falangistas militares para arrasarnos, ahora nos matan con sus recortes, con su enriquecimiento ilícito, con sus irregularidades permanentes, con sus pelotazos, con su complicidad manifiesta con quienes manejan los hilos del poder del dinero, los culpables de que en los últimos 30 años hayan muerto miles de millones de personas en todo el mundo de hambre y sed.

Los mismos asesinos, los mismos criminales y culpables de la situación de muchos pueblos de África, de América Latina, de Asia, de los países más empobrecidos de la tierra, son ahora los oscuros promotores de lo que está pasando en el estado español, de la miseria de su gente, de los suicidios, de la malnutrición infantil, de la tristeza infinita de las familias que ven como este gobierno les despoja de todo, hasta de la remota esperanza de vislumbrar un futuro mejor.

Conmemora aquel 1 de mayo de 1886, cuando en Chicago los trabajadores de diversos sectores se organizaron y mediante movilizaciones y huelgas exigieron que se estableciera la jornada laboral de 8 horas, lo que lograron finalmente a pesar de la dura represión en su contra, constituyendo una de las grandes conquistas históricas para los trabajadores del mundo.

Por eso el Primero de Mayo nos recuerda que sólo mediante la unión y la lucha organizada los trabajadores podemos enfrentarnos exitosamente a los enemigos de nuestra clase, aquellos que nos explotan y nos oprimen, y que utilizan su predominio político para imponernos condiciones miserables de vida, con tal de seguir acumulando las riquezas que son en realidad el producto de nuestro esfuerzo, y de las que apenas están dispuestos a concedernos algunas migajas.

El Primero de Mayo nos convoca también a no perder de vista que las luchas que llevamos a cabo en nuestros centros de trabajo, en las fábricas, en nuestros barrios, en las comunidades y en el campo no tienen que ser luchas aisladas, por el contrario, deben sumarse en una lucha común por el avance y la profundización de los derechos de todos los trabajadores de la ciudad y el campo.

Al cacerolismo mediático y el linchamiento exponencial de maestros normalistas y jóvenes universitarios, se suma la llamada a la violencia represiva del Estado contra los vándalos, las hordas, la turba, los conspiradores enmascarados y el salvajismo del otro, el disidente, el que se resiste a ser amaestrado y no renuncia al pensamiento crítico liberador.



Entrenada para divulgar una realidad virtual, ahistórica y sin memoria, la prensa mercenaria condiciona y modela a sus audiencias, arreglando sus noticias y comentarios editoriales conforme a criterios políticos facciosos que no cumplen con los estándares mínimos, éticos y legales que garanticen un buen equilibrio entre la libertad de expresión y el derecho a la información.

Maestros, padres de familia, estudiantes, policía comunitaria, organizaciones civiles y sindicales decidieron escalar la lucha y a partir de la jornada histórica en el estado y surge el Movimiento Popular Guerrerense (MPG), que defenderá los derechos elementales y a su vez contraponerse a las reformas estructurales que tratan de mermar el modo de vida de los ciudadanos.

Tras 6 horas intensas de movilización que inició aproximadamente a las 11 de la mañana, una comitiva del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) encabezada por miembros del comité central e integrantes de la división Cuernavaca de la misma organización, marcharon codo a codo por la autopista del sol y calles de la capital del estado para manifestar el apoyo hacia los profesores de la CETEG, también externaron la situación que embarga a los electricista.

Decenas de miles de integrantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) y organizaciones solidarias, marcharon sobre la autopista del sol en ambos sentidos, para exigir al congreso estatal que discute y apruebe la iniciativa de reforma educativa que interpusieron los profesores, en donde ellos señalan que es integral y respetan la soberanía de los guerrerenses.

A lo largo de ocho días de intensas jornadas donde en siete estados de la república y 14 ciudades el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) realizó una intensa actividad a través de mítines, foros, brigadas y conferencias, puede afirmarse que el agotador pero fructífero periplo nos permitió conocer el pulso real del descontento que priva en nuestro país, y tener los argumentos irrebatibles de que en México no hay justicia para los trabajadores.

Por todas y cada una de las plazas públicas, el SME rompió el cerco informativo instrumentado por el gobierno federal desde el sexenio pasado para ir a informar de las justas razones de su lucha al pueblo de México; ahora, incluso más allá de nuestra antes zona de influencia, en estados como Querétaro, San Luis Potosí, Coahuila, Monterrey y Tamaulipas.

Miles y miles de ciudadanos saben ahora el porqué a causa de las erradas e ilegales decisiones de quienes imparten la justicia en nuestro país, los electricistas del SME se ven orillados a acudir ante los tribunales internaciones para obtenerla, como la denuncia que habrá de presentarse en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington.

Según sus trabajadores y los dirigentes de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) que han prestado apoyo a las demandas del sindicato de Mina Invierno, esta movilización ha sido totalmente invisibilizada por los medios de comunicación, y pese a que la empresa ha sostenido un discurso conciliador, no se han hecho presente en el lugar; por el contrario, han negado todo tipo de acercamiento respecto de las reuniones solicitadas por el sindicato”.

Miguel Santana, dirigente de la CTC apostado junto a los mineros en Isla Riesco, sostuvo que dentro del delicado estado de negociación y los oídos sordos que ha hecho la empresa, los trabajadores mantiene un buen estado de ánimo, optimismo y convicción en que sus demandas son justas, por lo que el sentido de unidad se ve pese a lo que quiera establecer la compañía”.